Dice la Wikipedia que el talento, “es la especial capacidad intelectual o aptitud que una persona tiene para aprender las cosas con facilidad, o para desarrollar con mucha habilidad una actividad”. Y si de eso estamos hablando, bien podríamos presumir muchos trabajadores, de estar empleando nuestro talento para desarrollar nuestra capacidad de adaptación al medio, en estos días, en que todo nuestro entorno se ha puesto patas arriba.

Y es que por ejemplo, desde que el Gobierno instase a principios de este año, a las empresas a fomentar medidas de teletrabajo  y la posterior decisión de decretar el estado de alarma debido al Covid -19, trabajar desde casa se ha convertido en algo más cotidiano, a pesar de que no fuese típico en nuestro país.

En un principio, los profesionales o empleados que vean el teletrabajo como una opción más atractiva, van a ver en esta época toda una oportunidad para demostrar que sí es factible estar en casa, disfrutando de mayores libertades y combinarlo con la entrega de un trabajo igual de bueno que cuando se va a la oficina.

Pero sí es verdad que otras muchas personas, no están sabiendo llevarlo tan bien, y estar en casa durante tantos días, está afectando a sus emociones y a su desarrollo personal y laboral.

Si eres uno de esos, y te está tocando llevar a cabo una cuarentena, alejado de familia y amigos, respira, todo pasará. Porque muchos lo comentan: la ansiedad y la tristeza inundan su estado emocional. Les cuesta estar en casa pasando tanto tiempo dentro de las mismas paredes y compartiendo el espacio con las mismas personas o en soledad. Síntomas como la pereza, la apatía o problemas de sueño pueden ser frecuentes en estos días. También conductas de consumo exageradas. Todo ello, son claros indicadores de que el encierro te está afectando.

Pero, ¿y cómo podríamos mantener un estado emocional estable durante una cuarentena? Parece que todos los expertos en psicología y en coaching se han puesto de acuerdo, y se tornan a emitir algunos de los siguientes consejos:

  1. Márcate unos horarios y hábitos estrictos: Tanto si estás teletrabajando, como si eres autónomo y debes seguir con una actividad relativa dentro de tu hogar, esta cuestión, es básica. Ponte el despertador con tiempo, dúchate y desayuna antes de empezar.  El horario es el mismo que harías estando físicamente en la oficina.
  2. Mantén tu espacio personal limpio y ordenado. La conocida japonesa Marie Kondo, en su libro “La magia del orden” publicado en 2014, habla de los beneficios de un espacio limpio y ordenado: “Cuando ordenas tu casa, también ordenas tus asuntos y tu pasado”, explica Kondo en su libro. “Por lo tanto, puedes ver claramente lo que necesitas y lo que no, y lo que debes y no debes hacer”. Así que pongámonos manos a la obra, y deshagámonos en estos días de todo eso que nos sobra.
  3. Come bien, refuerza tus defensas: Todo el mundo bromea con lo mismo: “Cuando termine la cuarentena voy a tener que hacer dieta”. ¿Por qué nos está pasando esto? Cuando estamos estresados o ansiosos —ya sea en una época laboral normal o en la cuarentena del coronavirus— tendemos a elegir alimentos menos nutritivos, como alimentos ricos en azúcares refinados y grasas saturadas. Estas opciones de alimentación poco saludables pueden crear más estrés a largo plazo, así como otros problemas de salud.Hacernos comidas sanas y programadas, no comer entre horas, y resaltar el consumo de fruta y verdura son varios de los hábitos que deberíamos fomentar en estos días.
  4. Haz ejercicio: Hacer deporte reduce el cortisol, la hormona llamada “del estrés”, y hace que nuestro cerebro fabrique las hormonas responsables de una sensación de bienestar que sentimos tras el ejercicio: endorfinas, dopamina y oxitocina. Además de que vivir esos momentos de ejercicio, nos va a despejar, haciéndonos estar en el aquí y el ahora, olvidándonos de lo que está pasando fuera de las paredes de nuestras casas.
  5. Trata de pasar algún tiempo a solas: Actividades como leer, ver una película, meditar o escribir, aunque solo sea sobre nuestros propios pensamientos, puede ayudarnos a despejar nuestra mente si estamos pasando esta cuarentena junto a más gente.
  6. Sé consciente de que debemos superar los momentos de desidia y de pereza. No dejarnos llevar por los momentos de hastío y de pereza es muy importante. Establecernos unas rutinas diarias, sobre todo de lunes a viernes, viene a ofrecer a nuestro cerebro un orden, que le hace estructurar los actos por fecha y hora.
  7. Reducir el consumo de televisión y de noticias: Es inevitable mantenernos informados estos días, pero debemos tratar de que sea solo la información imprescindible, ya que esto puede hacer que nos sobresaturemos de información, generándonos más estrés y ansiedad. Debemos tratar de navegar lo menos posible por internet y reducir nuestro uso de redes sociales y whatsapp.

No es fácil, lo sabemos, pero seguir algunos de estos consejos puede ayudarnos a continuar con una vida relativamente normal cuidando nuestra salud, que ahora mismo es lo primero. Pensemos en que de toda experiencia, se puede extraer algo, y de ésta, seguro que podemos obtener un aprendizaje y un conocimiento. ¡A por ello!