Si hay algo que nos diferencia de nuestros vecinos europeos, es la intensa vida social que tenemos en España. Nos gusta disfrutar al máximo cada día y alargamos mucho las horas, por lo que nuestros horarios para las comidas y las cenas distan bastante del resto del continente. Unas costumbres que nos hemos visto obligados a cambiar con la nueva normalidad impuesta por la crisis sanitaria del COVID-19.

 

Debido a ello y al momento crítico que atraviesa la hostelería, Schweppes ha querido lanzar una campaña de apoyo al sector en la que, a base de ingenio y humor, invita a los españoles a modificar los horarios de las cenas adelantándolas a las 20.00 horas.

Algunos de los slogans que componen la campaña son: “Queridos ingleses, aceptamos calcetines con sandalias si nos enseñáis a cenar a las 20:00″, “Queridos franceses, 542 españolas se llaman Amelie. ¿Suficiente para que nos enseñéis a cenar a las 20h?”  o “Queridos suecos, ¿nos dejáis el manual de instrucciones de cenar a las 20h?”.