Esta campaña, “Food in the nude” (Alimentos desnudos),originada en Nueva Zelanda, está creada principalmente para poner fin a los envases de plástico en los productos frescos del supermercado.

A través de la firma de la Declaración de Embalajes Plásticos de Nueva Zelanda, los productores de alimentos, se comprometen a hacer que todos los envases de las tiendas y las etiquetas sean 100% reutilizables, reciclables o compostables para 2025.

Un periódico de Nueva Zelanda, afirma que las ventas de hortalizas se han disparado un 300% después de que varios supermercados de la zona, eliminaran por completo los envases de plástico.

Además de los envases de plástico, también se han introducido bandejas de alimentos reciclables, para así evitar más de 80 Millones de bandejas de vertederos cada año.

Bandejas de alimentos reciclables

 

Esta iniciativa forma parte de la guerra contra el plástico, como podéis comprobar, en Nueva Zelanda, el uso diario de las bolsas de plástico, pende de un hilo, y están a punto de desaparecer por completo debido al impacto medioambiental que generan.

Otro de los puntos a favor, es la instalación de un nuevo sistema de estanterías de refrigeración para exhibir frutas y hortalizas frescas junto con un proceso conocido como “nebulización” para ayudar a mantener frescos los artículos.

Sistema de refrigeración de los alimentos desnudos

 

Nigel Bond, propietario de una de las tiendas con este nuevo sistema, afirma que: “Cuando asumes estos proyectos, pueden ser un desastre y llevar a un rechazo de los clientes, pero en mis 30 años en la industria de los supermercados, este simple cambio ha resultado en la respuesta más positiva de los clientes que he recibido”.

Aquí os dejamos el enlace a la noticia completa.